• Un contribuyente presentó una queja en contra de SAT por no expedirle la firma electrónica ni el sello digital.

De acuerdo con el diario El Universal, La Prodecon atendió el caso de una pagadora de impuestos que presentó una queja en contra del SAT, a causa de que no le expedían la firma electrónica ni el certificado de sello digital a pesar de tener su RFC a su nombre.

La problemática se efectuó al momento de que el SAT registró los datos biométricos y observó que se vinculaba a una persona de sexo masculino con un RFC diferente. No obstante, la afectada argumentó que ya contaba con el trámite de reconocimiento de identidad de género de masculino a femenino ante el Registro Civil del entonces Distrito Federal de acuerdo a lo establecido en el artículo 35 fracción IX, 135-Bis y el 135-Ter del Código Civil.

La Prodecon procedió contra el SAT para que se reconociera que el cambio de género se hizo conforme a la ley. De esta manera, la autoridad fiscal reconoció la situación y canceló el RFC original para expedir la nueva firma electrónica y el certificado de sello digital a la contribuyente.

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente aseveró que los derechos de la comunidad LGBTI, también deben ser reconocidos para efectos fiscales.

Share This