La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) sancionó a Uber, Easy Taxi y Cabify por un total de 6.484 millones de pesos por utilizar cláusulas abusivas y publicidad engañosa.

La sanción para Uber fue de 3 millones 974,000 pesos; Easy Taxi con 1 millón 810 mil pesos y Cabify con 700,000 pesos. No obstante, las empresas que prestan servicio de transporte, podrían impugnar la sanción impuesta, indicó la Procuraduría en un comunicado emitido este miércoles

Las investigaciones hacia las plataformas arrojan que las empresas se promocionan como un “servicio seguro”, pero imponen condiciones en las que se deslindan de cualquier responsabilidad legal. Se han registrado casos en México donde personas -en su mayoría mujeres- han sufrido robos, agresiones físicas y sexuales por parte de los conductores.

La  Profeco señala a Uber por no dar información de contacto en caso de alguna aclaración o reclamo, además de que realiza cobros adicionales por reparación, limpieza y objetos olvidados, sin autorización previa del consumidor.

En el caso de Cabify, la Profeco señala que las condiciones de la empresa señalan que las tarifas cobradas no serán reembolsables y que en periodos de mayor demanda establecerá un costo mayor variable, sin definir con claridad qué criterios se utilizarán para esta consideración.

En cuanto a Easy Taxi, la empresa no se hace responsable de daños o perjuicios que pudieran ser ocasionados por el mal uso de la información de sus equipos y del usuario, en caso de que un tercero vulnere la seguridad y utilice la información para fines ilícitos.