Si vas a iniciar un nuevo negocio ya sea que desde alta una nueva empresa (persona moral) o simplemente trabajos de forma independiente como persona física con actividad empresarial o profesional, algunas cosas que debes saber antes de embarcarse en esta nueva aventura.

La parte contable es la gran olvidada al momento de iniciar las operaciones de un negocio, pero si se descuida esta parte desde un principio puede acarrear dificultades con la autoridad. Esto quiere decir, que tus actividades con la operación de tu negocio pueden verse afectadas a tal grado de no poder operar.

En este artículo mencionaremos los errores más comunes de la contabilidad de las pequeñas empresas y de las personas físicas que van iniciando.

Error 1: Pensar que la cuenta de negocios es para compras personales.

Este es uno de los errores contables más comunes, y se debe a que es uno de los errores más fáciles de caer. Si vas iniciando tu negocio y las primeras ventas aparecen después de mucho tiempo, tú eres llegar a tener compromisos financieros con instituciones bancarias llámese tarjeta de crédito, préstamos o simplemente para el gasto del día a día.

Como nuevo empresario o freelance debes de considerar que si realizas gastos que no tiene nada que ver con la actividad a la que la empresa o negocio se dedica estos no son deducibles. Por lo tanto al final del mes o cuando se determinen los impuestos; tendrás perdida en tu negocio y una base alta para el cálculo de impuestos.

Error 2: No facturar lo que sí puedes deducir

Cuando se empieza un negocio en algunos casos es de manera desordenada, esto se debe el furor que causa el emprender un nuevo negocio.

Cuando empieza su negocio determinas qué es lo que necesitas para iniciar, una vez tengas el dinero o el crédito lo que sigue es comprar lo indispensable para el negocio.

Es en este momento de furor por iniciar actividades lo que hace que el emprendedor o pequeño empresario realice las compras de lo necesario sin solicitar un Comprobantes Fiscales Digitales por Internet o CFDI a la persona que le vendió esos bienes.

Podría llegar a ser algo pequeño cómo la gasolina que gastas, el recibo de la luz, el internet o el teléfono. Pero en ocasiones podría tratarse de algo más serio, como equipos de cómputo, automóviles, maquinaria o mobiliario.

El no facturar alguna de las inversiones mencionadas al final, representa que no podrás deducir la adquisición de ese bien. En resumen, la base de tus impuestos entre ingresos y egresos será mayor y por lo tanto pagarás más impuestos.

Esto se resuelve teniendo la cultura de facturar todas las compras e inversiones (activos). En estas alturas el Sat requiere a todos los proveedores que pudiera llegar a tener la emisión de facturas electrónicas, esto quiere decir que ya no es complicado solicitarle al proveedor el comprobante para que tú puedas deducirlo.

Error 3: Realizar gastos en efectivo no deducibles

Es muy común que al iniciar un negocio se tenga que realizar gastos, pero esto se paguen en efectivo. Ya sea porque no se ha creado la cuenta bancaria o simplemente por desconocimiento de la persona que realiza el gasto.

Con entrada del CFDI y las nuevas disposiciones que marcan los requisitos para deducir los gastos, es necesario en la mayoría de los casos realizar los pagos con transferencia bancaria, monedero electrónico, cheque nominativo, etc.

Es necesario que el empresario o freelance, desde un inicio de de alta su cuenta bancaria y realice los pagos vía transferencia a tarjeta de débito o crédito.

Error 4: Flujo de Efectivo

Podría considerarse el flujo de efectivo como un problema financiero y lo es, pero repercute también en problemas contables.

El tener un buen flujo de efectivo es muy importante para las empresas o negocios qué van iniciando, pero en ocasiones por obtener un cliente que paga a 90 días es muy riesgoso.

Para remediar esta parte se debe tener un análisis exhaustivo del flujo de efectivo, el cual permitirá conocer sí la empresa que va iniciando necesita de algún tipo de crédito para evitar un problema Financiero.

Error 5: No cumplir con el SAT

Este es el error mas grave, porque el SAT tiene la facultad de cancelar tu certificado de sello digital (CSD). Para los empresarios que no sepan que es el CSD, les comento que es un archivo necesario para emitir un Comprobante Fiscal Digital por Internet. El CFDI también se conoce como factura electrónica y si no puedes emitir una factura electrónica no podrás recibir pagos de los clientes que te lo pidan antes de depositar tu pago.

La autoridad fiscal (SAT) también puede congelar tus cuentas bancarias, esta es la peor situación que puede enfrentar tu negocio por razones obvias.

 

Vía: ContadorMX