Por desempleo, la Organización Internacional de Trabajo (OIT) considera la ausencia de empleabilidad, naturalmente remunerada, independientemente de las causas que la originaron.

Un seguro de desempleo es un apoyo financiero temporal, en caso de pierdas tu trabajo, y según la institución con la que lo adquieras, tiene ciertas reglas.

Algunas aseguradoras o bancos lo proporcionan cuando solicitas un préstamo o crédito con ellos.

También puedes tramitarlo ante Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México.

¿De qué se trata?

El pago mensual que cubrirá el seguro a cuenta del deudor estará constituido por:

-La amortización al capital

-El pago de intereses y el IVA

-Los seguros, derechos y demás gastos involucrados, en su caso

Cuando el usuario se encuentre en la situación de desempleo involuntario, deberá acreditar los elementos y documentos que estableció la compañía aseguradora para hacer efectivo el reclamo del seguro, entonces la aseguradora pagará las mensualidades comprometidas con la institución de crédito y, durante ese tiempo, el préstamo seguirá al corriente en cartera vigente.

Las recomendaciones

-Revisar con detalle las condiciones generales de su póliza y, en caso de duda, preguntar a su aseguradora

-Crear como reserva al menos el equivalente al importe de dos pagos mensuales de su crédito