México.- Un directivo del banco suizo UBS estimó que México no requiere una reforma fiscal para hacer frente a la reforma en la materia aprobada en Estados Unidos a finales del año pasado, pues esto podría tener consecuencias negativas en sus finanzas.

En entrevista con el diario El Economista, el director de Inversiones para México del banco apuntó que bajar el Impuesto Sobre la Renta en el país “no es factible porque representaría una afectación en las finanzas públicas. La reforma fiscal que se aprobó en el 2014 ayudó a contrarrestar los efectos de la caída en los precios del petróleo y la baja producción en Petróleos Mexicanos”. 

Para bajar el ISR, el gobierno se vería obligado a compensar con un alza en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) o gravar alimentos y medicinas, algo que se antoja muy difícil “por el ambiente político que estamos viviendo”, agregó Esteban Polidura.

Para contrarrestar los posibles efectos negativos de la reforma estadounidense, México debe promover de mejor manera sus recién creadas Zonas Económicas Especiales, donde se descontará el ISR al 100 por ciento por diez años a empresas que se instalen en ellas.

 “Si se promueve la inversión a estos lugares, se generan grandes beneficios, sin necesidad de reducir los impuestos”, explicó Polidura, quien consideró que también se podrían crear nuevas ZEE en otras partes del país para detonar más inversiones.

Share This