Si México replicara la reforma fiscal del presidente Donald Trump y propusiera una reducción de 10 puntos porcentuales a la tasa del Impuesto sobre la Renta (ISR) para empresas que actualmente se ubica en 30 por ciento, el país dejaría de recaudar alrededor de 210 mil millones de pesos al año. 

Así lo señaló a El Financiero Luis Foncerrada, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), quien detalló que la estimación se hace como un ejercicio aritmético, que no implica que México deba reducir el ISR, de lo que se trata es de observar el impacto para preparar una estrategia fiscal.

Un punto porcentual del ISR correspondiente a personas morales equivale a alrededor de 21 mil millones de pesos anuales.

“Entonces, si se bajan 10 puntos del ISR de personas morales perderías recaudación por 210 mil millones de pesos”, expuso Foncerrada. 

Organizaciones como Coparmex y el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) han planteado la reducción de la tasa de ISR para que México sea competitivo frente a Estados Unidos, sin embargo, en el ISR para personas morales recae 50 por ciento de la recaudación total de ese impuesto, lo que para expertos resta la posibilidad de hacer una reducción a la tasa.

Foncerrada consideró que México no debe actuar igual que Estados Unidos en el tema de reducción del ISR, pero en otros rubros sí pudiera entrar a revisar algunos tópicos.

“Tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado proponen la deducción inmediata de inversión y eso sí es algo que vale la pena que hiciéramos aquí, porque eso sí resulta atractivo para las empresas que invierten”, señaló el experto.

Marco Oviedo, jefe de investigación económica para América Latina de Barclays, comentó que la tasa del ISR actual es de 30 por ciento en México y se recaudan más o menos 8 puntos del PIB, por lo que con un cálculo directo, cada punto porcentual bajaría en 0.25 puntos los ingresos. 

“Las tasas no son tan relevantes, hay que ver el esquema de deducciones que prevalecería, definitivamente bajando la tasa impositiva, los ingresos se caerían en una importante magnitud (además) no queda claro que reducir, la tasa traiga un beneficio a las empresas, es decir, éstas no necesariamente van a invertir más si hay menos ISR”, consideró Oviedo. Jorge García, socio de impuestos de EY, coincidió en que menos ISR no lo es todo.

“Aunque puede ser atractivo, hay otros aspectos que influyen para hacer una inversión como es la seguridad jurídica y costos, como pueden ser los salarios o los impuestos estatales, que en México no hay, por lo que las empresas tendrán que ponderar”, señaló García.

De acuerdo con el más reciente informe trimestral de finanzas públicas de Hacienda, entre enero y septiembre de 2017 los ingresos tributarios por ISR ascendieron a un billón 301 mil 304 MDP, de los cuales 50% provino de 590 mil 385 personas morales.

De toda la IED recibida en los nueve primeros meses de 2017, cerca de la mitad (47.8 por ciento) provino de Estados Unidos. EL INFORMADOR/Archivo

Peligra un tercio de IED de EU a México por reforma fiscal

Uno de los mayores efectos nocivos que traería la reforma fiscal de Trump a México podría ser la reducción de la Inversión Extranjera Directa, pues las empresas estadounidenses preferirían reinvertir su capital en su propio país que en México.

Al cierre del tercer trimestre de este año, la IED proveniente de Estados Unidos sumó 10 mil 389 millones de dólares, de los cuales 3 mil 208 millones de dólares fueron reinversiones, es decir, un tercio de todo el flujo de inversiones de aquel país. 

Dentro del paquete de modificaciones a los impuestos corporativos que realizó el Senado de Estados Unidos está que las utilidades que una empresa multinacional genere fuera de ese país no paguen impuestos, así como un impuesto obligatorio a la repatriación de capitales del 14 por ciento, que pretende retener inversiones en la Unión Americana.

De toda la IED recibida en los nueve primeros meses de 2017, cerca de la mitad (47.8 por ciento) provino de Estados Unidos, de España el 12.1 por ciento y de Canadá el 7.7 por ciento, siendo estos los principales países de origen.