México pagó 148 millones de dólares (MDD) para la renovación por dos años más, de la Línea de Crédito Flexible (LCF) al Fondo Monetario Internacional (FMI), informó el Banco de México (Banxico).

Al dar a conocer el estado de cuenta semanal al cierre del primero de diciembre, detalló que el saldo de las reservas internacionales se colocó en 172 mil 581 mil millones de dólares.

Lo anterior significó una reducción semanal de 168 millones de dólares, y una disminución anual de tres mil 961 millones de dólares respecto al saldo de 2016.

El Banco central explicó que la variación de las reservas se debió a que el Gobierno federal hizo el pago anual de la comisión neta correspondiente a la renovación anticipada de la Línea de Crédito Flexible con el FMI por dos años más, por el equivalente a 148 millones de dólares.

La semana pasada, el FMI informó que el directorio ejecutivo decidió aprobar un nuevo acuerdo de dos años más con México por 88 mil millones de dólares en el marco de la LCF.

El apoyo se otorga a pocos países con condiciones macroeconómicas sólidas, esta especie de seguro funciona como un blindaje financiero.

Las reservas también tuvieron una reducción de un millón de dólares, debido principalmente al cambio en la valuación de los activos internacionales del Instituto Central.

Además, el Gobierno federal compró al Banxico 19 millones de dólares.