Melchor, Gaspar y Baltazar gastarán entre mil 500 y cuatro mil pesos en cada niño este 6 de enero, aunque el gasto podría incrementar en más del 50 por ciento si en la carta pidieron lo último en tecnología.

Si bien el gasto promedio será entre 500 y 900 en cada juguete, como ocurre con algún nenuco o un personaje de la película animada, el monto destinado dependerá del número de obsequios que en esta ocasión pedirán algunos pequeños.

De acuerdo con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), este año serán de mucha demanda los videojuegos, tabletas electrónicas, celulares y laptops.

También se encuentran las muñecas, juegos de mesa, bicicletas, figuras de moda o de algún personaje de película, balones y carros eléctricos.

Para Erika Galván, habitante del sur de la Ciudad de México, el tipo de juguetes que hoy se piden son muy distintos en precio, tamaño y funciones. “Antes pedíamos una muñeca, ropa e incluso zapatos y en la actualidad quieren celulares o tabletas”.

Abordada afuera de una tienda de autoservicio, comentó que ahorró desde antes de diciembre y también parte del aguinaldo para apoyar a los Reyes Magos en la compra de una bicicleta y una tableta para sus hijos, de seis y siete años de edad. “En esto y un detallito más fueron cerca de ocho mil pesos”, expuso.

Los tianguis, tiendas de autoservicio y departamentales son los puntos de venta a los que con mayor frecuencia acudirán los tres Reyes Magos, en donde la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reforzó su operativo nacional de vigilancia para evitar abusos a los consumidores.

En un recorrido realizado en las calles del Centro Histórico, una de las zonas con mayor afluencia, el señor Joaquín Hernández comentó que a sus tres pequeños hijos se les ha tratado de hacer conciencia sobre la cantidad de obsequios que piden, por lo que sólo destinarán hasta mil pesos en cada uno.

Precisó que sus pequeños ya hicieron su carta para pedir algunos juguetes de los personajes de “Cars”, “Toy Story” y “Peppa Pig”. “Aún están chicos y no batallarán tanto los Reyes, esperemos que así sea en los siguientes años”, manifestó.

En cambio, María Fernanda, una pequeña de 11 años de edad, aún esta indecisa. “No sé que pedirles; un celular o una tableta”, dijo mientras visitaba con sus papás -Francisco y Victoria- una tienda de tecnología sobre Eje Central.

La Concanaco Servytur estimó que las ventas del Día de Reyes dejarán una derrama económica por 16 mil 680 millones de pesos, 2.1 por ciento más que lo recaudado en 2017.

Además, exhortó a los consumidores a evitar el comercio informal para no ser víctimas de abusos y engaños y, por el contrario, acudir a establecimientos formales para comprar mercancías que cuenten la calidad y garantía necesarias.

En tanto, la Profeco señaló que los artículos -juguetes, ropa y calzado para niños- deben cumplir con los requisitos de información comercial y seguridad establecidos por las Normas Oficiales Mexicanas.

Desde el martes hasta el viernes, indicó, personal del organismo continuará con la supervisión para verificar que las prácticas comerciales de los proveedores de los productos de mayor demanda se ajusten a lo dispuesto en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

También puso a disposición de Melchor, Gaspar y Baltazar la aplicación “Quién es Quien en los Precios (QQP), con información del valor de casi 600 juguetes diferentes, a partir de un censo realizado a 511 establecimientos del país.