Fue la sensación en la última edición del Concorso d’Eleganza Villa d’Este. Su misterioso dueño, un coleccionista de aviones y yates, ha pagado por él la inmensidad de 12,3 millones de dólares y espero cuatro años para que estuviera listo. ¡Es el auto más caro que se haya vendido en la historia! ¡Y es un Rolls-Royce!

El Rolls-Royce Sweptail, el auto más caro del mundo. Foto: Business Insider
Este es el Rolls-Royce Sweptail, una combinación entre lujo y confort, el resultado de mucho tiempo de labor, en busca de un diseño afín para un cliente muy exquisito.

Según ha trascendido, el futuro comprador llegó a la gerencia de la compañía hace cuatro años y pidió para sí mismo un automóvil estilo coupé de dos plazas, cuyo diseño estuviese basado en los fantásticos modelos del mismo fabricante de los años 20 y 30.

El interior del Rolls-Royce. Foto: Business Insider
Básicamente, se trataba de un híbrido entre el Rolls-Royce Phantom I Round Door, construido por Jonckheere en 1925, el Phantom II Streamline Saloon construido por Park Ward y el Phantom II Two Door Light Saloon, de Gurney Nutting, estos dos últimos de 1934.

Cuando hablamos de Jonckheere, Park Ward y Gurney Nutting nos referimos a las casas más importantes de inicios del pasado siglo, las constructoras a las cuales se dirigían los más ricos y famosos del planeta para encargarles carrocerías especiales para sus vehículos cuando los modelos tradicionales no satisfacían sus gustos.

Era una época en que no había problemas con que las principales marcas del mercado les facilitaran sus chasis a los clientes para que luego la carrocería fuera construida por otro taller exclusivo para autos de lujo. Solo así se podían satisfacer las excentricidades de los potentados clientes.

Rolls-Royce Sweptail.  Foto: Business Insider
Pero los tiempos han cambiado y ahora ha sido la misma marca Rolls-Royce la que se ha ocupado de concebir la totalidad de esta joyita del volante.

Treinta diseñadores, con Giles Taylor, el director de diseño de Rolls-Royce Motor Car Co., a la cabeza, se pusieron en función del pedido del anónimo cliente. El mismo Taylor no dudó en asemejar el trabajo emprendido con la alta costura, por su afinada labor, detalle por detalle.

Desde el punto de vista de la mecánica, el Roll Royce Sweptail cuenta con un motor V12 de 6.75 litros, a imagen y semejanza del Phantom, pero con una potencia cercana a los 460 caballos.

Todo personalidad

Este lujo presenta además un frontal que le identifica inmediatamente con la actual gama de la marca británica, con una parrilla muy especial, pues es la mayor montada en un Rolls, fabricada a base de aluminio pulido a mano con efecto espejo. El resto de la fascia delantera se enmarca en un anillo de aluminio cepillado, llamativo además por su considerable anchura.

Vía:  Yahoo finanzas