Aunque su significado se confunde muchas veces, los conceptos finiquito y liquidación suenan siempre a despido. Conoce aquí la diferencia.

Cuando la relación de trabajo llega a su fin, ya sea por renuncia voluntaria o despido, hay conceptos que llegan a la mente como son finiquito y liquidación, pero la mayoría cree que significan lo mismo.

Aunque los dos conceptos hagan referencia a cantidades que el trabajador recibe tras el término de la relación laboral, hay que ser conscientes de la diferencia que existe entre ellos.

Conoce la diferencia y en qué caso aplica cada uno:

¿Qué es Finiquito?

Este es un pago de prestaciones laborales que tus jefes o la empresa te tienen que hacer, estos son entre las básicas que a todo trabajador le corresponde, menos a los que trabajan por honorarios o asimilados asalariados:

  • Días trabajados al mes que no fueron pagados
  • Vacaciones
  • Aguinaldo

Y se pueden integrar otras como:

  • Seguridad social
  • Bonos
  • Vales
  • Comisiones
  • Utilidades
  • Caja o fondo de ahorro

En los casos que se puede y se debe de exigir el pago del finiquito son:

  1. Renuncias a tu empleo de manera voluntaria y decides separarte del trabajo por convenirlo a tus intereses.
  2. Por finalización de tu contrato temporal o te contrataron por un proyecto o periodo específico que concluye.
  3. Te despiden y no importa si es justificada o injustificadamente.
  4. Rescindes tu contrato por una falta grave cometida por el patrón o jefe.
  5. Invalidez por enfermedad, en este caso también se te pagará prima de antigüedad y gratificación por invalidez.
  6. Muerte del trabajador.

¿Qué es la liquidación?

Ésta se da cuando la empresa rescindió tu contrato por motivos que no tienen nada que ver con tu desempeño, sino con reestructuras de área, cierre de la empresa o desaparición de tu posición; despido injustificado, renuncias a causa de una falta grave cometida por el patrón, como engaños, amenazas, hostigamiento, acoso sexual, reducción de salario o existencia de un peligro grave para la seguridad del trabajador o su familia.

Durante la liquidación se contempla el pago de las prestaciones mínimas que por ley se establecen, pero también se debe de incluir:

  • La indemnización de 3 meses de salario
  • Prima de antigüedad
  • Sueldos caídos (despido injustificado con límite de 12 meses desde la notificación del despido)
  • 20 días de sueldo por cada año trabajado (despido injustificado)

Vía: Adecco