Tras la investigación internacional “Paradise Papers” que reveló vínculos de mexicanos con paraísos fiscales, académicos de la UNAM consideraron que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) debe realizar investigaciones “reales” sobre los grandes contribuyentes que abren esa puerta para evadir impuestos.

Se pronunciaron a favor de imponer sanciones ejemplares “a los peces gordos”, pues son ellos los que tienen el poder económico para contratar grandes despachos, ampararse y decir “yo quiero entrar en los grandes privilegios fiscales” y cuando se les descubre, sólo aparece su nombre en los medios de información y es todo.

En conferencia de prensa, el doctor Mario Humberto Hernández López, de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA), señaló que “uno siempre está esperando la caída de los peces gordos, peces gordos que nunca caen”.

“En el momento en que un pez gordo caiga y no sólo sea un muerto, como Marcial Maciel, que ya falleció, en el momento en que sea una persona que realmente tenga un juicio y se enfrente a la ley, en ese momento varias personas se pondrán a pensar si abren realmente la puerta de los paraísos fiscales”, planteó.

En el edificio “Mario Molina”, en Ciudad Universitaria, expuso que en México primero tendría que haber un registro exhaustivo sobre ese grupo de personas que detentan el poder económico.

“A nosotros no se nos permite comprar un auto de contado, tiene que ser todo a través de un sistema bancario, hay medidas, hay regulaciones, pero que generalmente son de un corto alcance para los que tienen el poder”, remarcó.

Lamentablemente, planteó, “estamos en un país cuya debilidad institucional hace que siempre las auditorías se le carguen al contribuyente más pobre, a los más indefensos, a los que no tiene los grandes despachos para meter amparos”.