Los contribuyentes serán más vigilados y fiscalizados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) el próximo año, tras el objetivo de generar mayores ingresos para alimentar el gasto público, y resarcir el ajuste a la baja de las tarifas del ISR a las personas físicas que habrá el próximo año.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dejará de recaudar con la actualización de ese impuesto 40,000 millones de pesos (mdp) en 2018, de acuerdo con cálculos del diputado Jericó Abramo Masso.

La Ley de Ingresos de la Federación (LIF) aprobada por ambas cámaras refiere que cuando la inflación acumulada supere el 10% a partir de diciembre de 2013, el pago de ISR que hacen las personas físicas debe de actualizarse.

No obstante, por una mayor eficiencia tributaria podrán generarse 4,000 mdp más en la recaudación del impuesto ISR, en comparación con la propuesta original del Ejecutivo.

Además el Congreso generó 43,000 mdp adicionales a la propuesta original del ejecutivo, al cambiar las perspectivas del tipo de cambio, el precio del dólar, y prever una mayor eficiencia tributaria, por lo que se esperaría una mayor fiscalización para los contribuyentes, consideró el diputado Vidal Llerenas, integrante de la Comisión de Hacienda.

“La eficiencia tributaria es a lo que han apostado en los últimos años, la mayoría de las veces se recaudan más ingresos tributarios a lo programado”, comentó Llerenas.

¿CÓMO SE VAN A GENERAR ESTOS INGRESOS EXTRAS?

Para generar más ingresos por ISR, el próximo año estará en marcha una nueva forma de facturar, que ayudará al SAT a fiscalizar de manera más sencilla, y se vigilará más que outsourcings cumplan con el pago de sus impuestos, explicó Pedro Carreón, socio de la firma PWC.

Además el gobierno tendrá una mayor recaudación por el cobro del ISR, sobre las utilidades que generen los más de 334,515 mdp que fueron retornados del extranjero, como resultado del programa de repatriación de capitales que duró hasta el 19 de octubre, agregó el experto.

También podrán generarse más ingresos públicos por la revisión y cruce de información del SAT con otros países, de mexicanos con cuentas en el extranjero, y continuar con acciones como las auditorías digitales, dijo Carlos Cárdenas, asesor en materia fiscal. Desde octubre, el fisco mexicano ya intercambia información de mexicanos con cuentas en el extranjero con 42 países.

El SAT tendrá mayor información para cruzar y detectar a personas con cuentas en el extranjero, y que aún no pagan impuestos, explicó Lizandro Núñez, administrador central de Recaudación del SAT.

Se va a fiscalizar a las personas que, a pesar de la entrada en vigor del intercambio de información bancaria con otros países y el programa de repatriación de capitales, siguen manteniendo cuentas en el extranjero, y no esté al corriente en sus obligaciones.

Vía: Expansión