El secreto es simple, no basta con trabajar duro y muchas horas; sino actuar como empresario, sin importar el tamaño de la empresa.

Los emprendedores millonarios se enfocan en las prácticas de negocios que producen mayores resultados:

1. Marketing. El éxito de una empresa se basa más en la mercadotecnia que en el producto mismo.

2. Mejores ideas. La mayoría ignora la opinión de sus empleados sobre ciertos temas, sin embargo, esos trabajadores son los que están en contacto día a día con los clientes y productos.

3. Hacer networking. Los emprendedores millonarios seleccionan con cuidado a las personas con las que se deben relacionar, por eso no se encontrarán en eventos de netwoeking, ellos trabajan en compañías.

4. Dificultades. Los emprendedores millonarios saben que no importa qué tan exitosos sean, toda empresa se puede hundir.