La rematadora Profiles in History subastó en 2.76 millones de dólares un R2-D2 usado en varias películas de “Star Wars”.

El robot de 109 centímetros de altura que apareció en la trilogía original de la serie espacial era la pieza más cara de una subasta de objetos de colección del cine que incluyó numerosos artículos de la saga galáctica, como el sable de luz de Luke Skywalker, el casco y hombreras de Darth Vader y armas de imperiales y rebeldes.

Profiles in History había estimado que el R2-D2 se vendería por hasta 2 millones de dólares, pero el precio final superó toda expectativa, aunque el comprador se mantiene en el anonimato.