Un pequeño cuadro de Frida Kahlo valorado entre 8 y 12 millones de dólares y que la artista regaló a la actriz mexicana Dolores del Río será una de las obras estrella de una subasta en Nueva York.

“Dos desnudos en el bosque (La tierra misma)”, que muestra a dos mujeres desnudas descansando en un bosque, se ofrecerá el 12 de mayo como parte de la venta de arte moderno e impresionista de la casa.

Kahlo le obsequió esta obra de 1939 a Del Río, considerada como una de las primeras artistas latinoamericanas en triunfar en Hollywood. La actriz, amiga de la pintora y su marido, el afamado muralista mexicano Diego Rivera, nunca la vendió. Tras su muerte, pasó a manos de su marido, el estadounidense Lewis Riley.

Fue subastada por Christie’s en 1989 y adquirida por la coleccionista Mary-Anne Martin, quien se lo vendió al actual dueño, cuyo nombre no ha sido divulgado rematadora.

El cuadro mide tan sólo 30 centímetros de ancho por 25 de largo (casi 12 por 10 pulgadas). Ha sido descrito por Christie’s como “exquisitamente surrealista” debido a que la escena de las dos mujeres parece sacada de un sueño.

Kahlo lo pintó sobre metal, lo que recuerda a la tradición de los antiguos votos u ofrendas ofrecidas a un santo o una divinidad como agradecimiento por algo y que a menudo eran obras pintadas sobre metal, explicó Garza.

La obra fue expuesta por última vez en el Jardín Botánico de Nueva York el año pasado.

Share This