Los autos voladores poco a poco se alejan de las películas de ciencia-ficción para convertirse en una posibilidad de transporte para las empresas. Aunque todavía no es un hecho, algunas compañías ya hacen planes para servicios de taxis aéreos.

Aunque nadie puede asegurar que estos nuevos vehículos aéreos serán un verdadero negocio, muchas empresas ya están inquietas por invertir y no quedarse rezagadas.

CityAirbus será el nombre de la aeronave desarrollada por Airbus. Tendrá una capacidad de hasta cuatro pasajeros y puede alcanzar una velocidad constante de casi 120 kilómetros por hora. La empresa planea un vuelo de prueba a finales del 2018 y lanzar el CityAirbus en 2023.

El diseño del auto volador es similar al de un helicóptero pero mucho más silencioso y más asequible. Se trata de una especie de dron, pero con el tamaño suficiente para transportar gente. En teoría, sería bienvenido en entornos urbanos y sería accesible a nivel económico para muchas personas, no sólo para empresarios adinerados.

Los taxis despegarán y aterrizarán de forma vertical como un helicóptero para ocupar menos espacio. Además, serán más amigables con el medio ambiente debido a las baterías por las que serán impulsados.

Por otra parte, Dara Khosrowshahi, director ejecutivo de Uber, declaró que esperaba que en un periodo de cinco a diez años la empresa de transportación privada comenzara a volar con pasajeros en un servicio llamado Uber Air. Como antecedente, Uber ya había trabajado con Aurora Flight Sciences, una empresa especializada en sistemas de vuelo para aeronaves que no requieren pilotos, para desarrollar un taxi volador.

Share This