Las acciones de Twitter cayeron 2% el pasado martes y llegaron a un nuevo mínimo de 13.90 dólares.

Twitter bajó 40% este año. Está casi 50% por debajo de su precio de OPI de 26 dólares y más de 80% por debajo de su punto más alto de 74.73 de diciembre de 2013, un mes después de hacerse pública.

No hubo noticias que explicaran la caída de las acciones el martes, pero Twitter ha seguido cayendo desde que reportó sus ganancias la semana pasada. Las ventas no lograron alcanzar lo estimado y los inversionistas también se sintieron decepcionados por el pronóstico de la compañía.

Los problemas de Twitter son un contraste frente a Facebook, que asombró a sus inversionistascon sus últimas ganancias y está cercano a llegar a su nivel más alto.

A pesar de la exorbitante cantidad de atención que ha recibido Twitter en los medios gracias a su uso por muchas celebridades, atletas y políticos, la empresa aún es un servicio nicho en comparación con Facebook.

Las comparaciones con la red social de Mark Zuckerberg pueden ser injustas. Pero los inversionistas no parecen estar convencidos que el CEO Jack Dorsey, quien también dirige la firma de pagos móviles Square, pueda cambiar el rumbo de Twitter.

El acuerdo reciente de Twitter con la NFL de transmitir en vivo una gran porción de los juegos de Thursday Night Football no ha resultado en un gran touchdown en términos de acciones, tampoco. Así que será interesante ver si el valor de las acciones de Twitter atrae a algún inversionista activista que quiera cambiar las cosas.

Los rumores de adquisición de Twitter podrían renacer ahora si el precio de las acciones de la empresa permanece tan bajo. Alphabet, propietario de Google, se considera frecuentemente como candidato probable.

Los rumores resurgieron el año pasado después de que Twitter contratara al exejecutivo de Google, Omid Kordestani como su presidente.

Pero una cosa es segura. Los inversionistas no están #felices con el estado actual de Twitter.

Share This