Petróleos Mexicanos (Pemex) y 16 grupos gasolineros privados, que comercializan combustibles en casi la mitad de las 12 mil estaciones de servicio del país, iniciarán la próxima semana pruebas piloto para vender gasolina y diésel con su marca propia en la Ciudad de México, Tijuana y Mérida.

La prueba piloto se hace con la intención de diversificar la oferta de combustibles al consumidor y asegurar la comercialización de productos de la marca Pemex en mercados regionales, indicó la empresa productiva del Estado.

Sin embargo, detalló que “las tabletas de productos de las estaciones de servicio y los dispensarios seguirán especificando que son combustibles Pemex, en tanto el anuncio de la gasolinera será con la nueva marca independiente, que distinguirá al franquiciatario y al servicio que preste”.

La petrolera explicó que en el programa de pruebas piloto participará como máximo el 20 por ciento de las estaciones de servicio de cada grupo gasolinero, y tampoco podrán rebasar el 10 por ciento del total de expendios de gasolina, incorporados a la franquicia de Pemex, que haya en cada región.

Pemex comentó que sólo podrán participar aquellos grupos que cuenten con una red de al menos 30 estaciones de servicio en la región; y asimismo, detalló que las pruebas piloto permitirán valorar el posicionamiento de cada marca, y tendrán como tiempo mínimo para participar en el programa seis meses y como máximo hasta el 31 de diciembre de 2017.

Este esquema permitirá que entren nuevas ofertas al mercado de los combustibles, “diferenciando la calidad y servicio de los operadores con la supervisión de la franquicia Pemex, contando con una plataforma tecnológica y soporte operativo, así como programas integrales de capacitación y promociones especiales en beneficio de los consumidores”, indicó.

La petrolera dijo que a pesar de que se observe otra marca en los expendios, se venderán gasolinas y diésel de Pemex, los cuales están “certificados con normas de calidad y bajo la operación de los actuales franquiciatarios que ya son propietarios y operadores de las estaciones de servicio”.

Hay que recordar que desde abril la importación de combustible es abierta y el 1 de enero de 2018, el precio de éste se ajustará al libre mercado.

Vía: La Razón