El historial crediticio es importante porque se trata de la suma de los antecedentes crediticios de una persona. Toda la información relevante sobre tu comportamiento al hacer uso de un crédito, se concentra en este historial.

Por eso aquí te damos algunas recomendaciones para lograr un buen historial, de acuerdo con Condusef.

Nunca es tarde

¿Te atrasaste en los pagos, pero quieres un buen historial? Sólo paga lo que debes.

Si no tienes para cubrir todas tus deudas, acércate a la institución que te otorgó el crédito y coméntales tu situación. Muchas instituciones ofrecen reestructurarte la deuda.

Sin intereses

Como realices tus pagos, determina la calificación en tu historial. Si no quieres pagar intereses, liquida el total de tu deuda mes con mes.

Mantén el pago de tus servicios

Domiciliar los pagos de servicios a tu tarjeta de crédito es una buena forma de empezar a generar un buen historial.

Pagos de luz, gas, teléfono, agua, tv y hasta celular son necesarios para el hogar y por lo tanto, nunca saldrán de tu presupuesto.

Ocúpalos para establecer una buena calificación desde un principio, lo que te ayudará a obtener algún otro tipo de crédito en un futuro.

Vía: Condusef