Estar de viaje y extraviar tu pasaporte sin duda perjudicará tu estancia en el lugar al que hayas viajado. Sin embargo, actuar de forma rápida evitará que se arruine tu viaje.

Primero que nada, procura sacar copias físicas o de forma digital de este documento, así como de tu identificación oficial. Nunca está de más.

En caso de robo o extravío, asiste de inmediato con las autoridades correspondientes del país en el que te encuentres para levantar un acta del hecho y así, iniciar el proceso legal de recuperación.

Una vez que hayas hecho la denuncia, debes visitar la oficina consular más cercana con el reporte del documento y una identificación extra que acredite tu identidad y nacionalidad. De esta manera podrás obtener un pasaporte de emergencia que te servirá durante el resto de tus vacaciones.

Toma en cuenta que el proceso y la espera pueden ser muy engorrosos. Por ello te recomendamos que siempre que viajes, lleves contigo tus documentos, así como un par de copias de los mismos, o en su defecto déjalos en la caja de seguridad de tu hotel.

Share This