La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), recomienda el crédito simple para la pequeña y mediana empresa (Pyme) como la opción de financiamiento ideal para comenzar un negocio.

40 por ciento de las empresas al iniciar operaciones ha recibido o tenido alguna vez financiamiento, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas (ENAFIN) 2015, de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En la publicación “Consejos para tu bolsillo”, explicó que el crédito simple Pyme es viable para las pequeñas y medianas empresas, y en general puede ser utilizado en capital de trabajo para adquirir un activo fijo.

Por lo general se usa para comprar lo que necesita el negocio, como por ejemplo insumos, y se paga en cuanto se hace la venta del bien o servicio con los intereses, y por lo regular son créditos a liquidar a corto plazo.

También hay financiamiento de activos fijos, el cual sirve para la adquisición de bienes duraderos para el negocio, como maquinaria o muebles, y usualmente se paga en varios meses y a plazos con intereses, mencionó la Condusef.

Antes de contratar un crédito simple Pyme, el organismo recomendó comparar las diferentes opciones en el Buró de Entidades Financieras en el portal www.buro.gob.mx.