El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo este domingo que los daños provocados por el huracán Harvey se calculan entre 150 mil y 180 mil millones de dólares, lo que supera la devastación provocada por fenómenos climatológicos anteriores como Katrina Sandy.

El huracán categoría 4 –de una escala de 5– que tocó tierra el 25 de agosto como el más potente que golpea Texas en 50 años, dejó una cifra estimada de 47 muertos y desplazó a más de un millón de personas tras provocar destrozos en una vasta zona.

Abbott ha pedido ayuda del gobierno federal para la reconstrucción del estado, y asegura que los daños superarán a los provocados por Katrina, que devastó Nueva Orleáns y sus alrededores en 2005, y Sandy, que golpeó Nueva York y el noreste del país en 2012.

“Si mal no recuerdo, Katrina costó más de 120 mil millones de dólares, pero cuando ves el número de casas y negocios afectados en Texas, creo que nos costará mucho más, probablemente entre 150 mil y 180 mil millones”, comentó Abbott en Fox News.

El gobierno del presidente Donald Trump pidió al Congreso una cantidad inicial de 7 mil 850 millones de dólares para los esfuerzos de recuperación, cifra que fue calificada por Abbott de entrada.

Hay un largo camino por delante si vamos a reconstruir la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos, además de la región geográfica, dijo el gobernador Abbott.

Houston, en tanto, sigue tratando de recuperarse este domingo, aunque miles de personas de la zona occidental tuvieron que ser desalojadas al verse afectadas por la liberación del agua acumulada en una represa.

La Agencia de Protección Ambiental hizo públicas sus preocupaciones el sábado respecto de 13 lugares denominados superfund(antiguas zonas industriales muy contaminadas que se inundaron y podrían expandir toxinas).

El director de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) calificó la ayuda federal de rayo de esperanza, pero aseguró que las autoridades estatales y locales también deben hacer su parte.

Necesitamos que los funcionarios electos a todos los niveles se sienten, pulsen el botón de reinicio y se aseguren de que tienen todo lo que necesitan para aumentar los niveles de autosuficiencia, dijo el administrador de la FEMA, Brock Long, a CBS News. No pueden depender sólo de la gestión federal de emergencia, agregó, declinando especificar cuánto dinero pedirá finalmente la Casa Blanca al Congreso.

No obstante, Sylvester Turner, alcalde de Houston, afirmó que su ciudad está logrando progresos en muchos frentes, reanudando los servicios municipales y ayudando a que la gente vuelva a sus casas y abandone los albergues de emergencia.

Esta es una ciudad capaz. No vamos a dar pena, señaló Turner en el mismo programa de CBS News antes que Long. Hablando desde el Centro de Convenciones George R. Brown, que llegó a albergar a 10 mil afectados por las inundaciones, sostuvo que en la actualidad menos de 2 mil personas permanecen refugiadas allí.

Los daños de la tormenta también se están convirtiendo en un reto económico y humanitario para Trump, quien visitó Houston el sábado y se reunió con algunas de las miles de personas en albergues y con rescatistas.