El mes de la patria, Septiembre, también es el mes del testamento, y en México al año se registran más de 300 mil, sólo un 5 por ciento de los mexicanos cuenta con este instrumento que otorga seguridad jurídica a las familias sobre el patrimonio recibido.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación, el Registro Nacional de Avisos de Testamento (RENAT) cuenta con 5 millones de testamentos, esto significa que solamente el 5 por ciento de los mexicanos cuenta con un testamento para otorgar seguridad jurídica a su familia.

En los meses transcurridos de 2017 se han otorgado 360 mil testamentos, con lo que se espera superar el récord histórico de 2014, año en el que se realizaron más de 366 mil.

Las entidades con mayor cultura testamentaria en el país desde que inició la campaña de Septiembre mes del testamento en el 2001 son Ciudad de México con el 30 por ciento de los testamentos; Jalisco, 12 por ciento; Estado de México, 10 por ciento; Nuevo León, 7 por ciento y Guanajuato con 5 por ciento.

El testamento público abierto es un acto por el que una persona designa, ante un notario, a las personas que a su fallecimiento serán dueños de sus bienes y propiedades.

Cada año, durante el mes de Septiembre, los notarios de todo el país reducen sus honorarios hasta un 50 por ciento y hasta un descuento mayor para las personas de la tercera edad, dan asesoría gratuita y amplían sus horarios de atención; asimismo participan en campañas estatales y federales donde se atienden las dudas de la ciudadanía con la finalidad de concientizar a los mexicanos sobre las virtudes de otorgar testamento.

Los costos para otorgar testamento durante la campaña “Septiembre, Mes del Testamento” 2017 están entre 812 pesos en Morelos y Baja California, hasta 2 mil pesos en la CDMX; 2 mil 028 pesos en Nuevo León, 2 mil 320 pesos en Chihuahua y Tabasco, 2 mil 500 pesos en Tamaulipas, y 3 mil pesos en Tlaxcala.

 

Captura de pantalla 2017-09-03 a la(s) 13.03.01