En México el aguinaldo es una prestación que debe pagarse antes del 20 de diciembre de cada año y consiste en mínimo 15 días de salario, o bien la parte proporcional al tiempo efectivamente trabajado, de acuerdo con el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo.

Aunque mucha gente lo utiliza para afrontar los gastos de fin de año, en realidad deberíamos aprovecharlo para acercarnos más a nuestras metas a corto, mediano y largo plazo. Antes de gastarlo en regalos de Navidad, piensa si tienes otras prioridades o necesidades que cubrir.

A continuación te dejamos algunas ideas en las que puedes gastar tu aguinaldo:

  • Cubre deudas: Paga por completo las deudas de tarjetas de crédito. En caso de que debas en dos o más, paga de manera urgente la que te cobre mayores intereses. Así evitarás que el monto de tu adeudo siga creciendo.
  • Realiza aportaciones voluntarias a tu Afore: Es una manera de incrementar tu patrimonio a futuro, ya que es uno de los instrumentos de inversión segura que mayor rendimiento te otorga. Recuerda que dependiendo del tipo de aportación, son deducibles de impuestos y que además puedes retirarlas en el momento que quieras.
  • Inviértelo: Invertir es una manera de hacer crecer tu dinero y así, tener una entrada de dinero extra que a nadie le cae mal.
  • Date un regalo: El aguinaldo es fruto de tu trabajo y seguramente tendrás el deseo de un regalo. Antes de hacerlo, asegúrate que hayas cubierto alguno uno de los puntos anteriores y haz que el ahorro o la inversión sean para ti una prioridad. Procura que lo que adquieras sea un bien duradero y que realmente lo necesites; y si se trata de un regalo, que sea de utilidad para ti o esa persona especial.

En caso de que tengas algún problema con el pago de tu aguinaldo, presenta tu queja ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet).